Exitoso cierre del quinto festival dominicano del cigarro

Más de 300 invitados provenientes de Estados Unidos, Asia, Europa y otros países de América, asistieron a la quinta versión del Festival PROCIGAR (festival del cigarro dominicano). La mayor parte de las actividades se celebraron en Santiago, la segunda ciudad del país, considerada la capital mundial del cigarro.

Fue una cita con los fabricantes de cigarros más distinguidos del país quienes permitieron a sus invitados conocer y disfrutar del proceso de la fabricación de cigarros de las marcas más famosas del mundo pruducidas en República Dominicana; entre ellas Partagas, H. Upmann, Macanudo, Zino, León Jiménes, Romeo y Julieta, Fonseca, Avo, Juan Clemente, La Aurora, Fuente Opus X, Hemingways, Griffin’s, Montecristo, El Crédito, Don Diego y Davidoff.

El festival dio inicio en el famoso resort Casa de Campo en La Romana. En Santiago, se agotó una extensa agenda de actividades con seminarios, cenas y visitas a las fábricas de cigarros.

También, visitaron las instalaciones de Ron Brugal en Puerto Plata, (ciudad turística próxima a Santiago), incluyendo un día de playa en el exclusivo hotel Casa Colonial.

El festival se despidió con una cena en la que Hendrik Kelner, presidente de PROCIGAR, recordó que el tabaco y el cigarro están en las raíces más profundas de la cultura dominicana, al igual que la forma amistosa conque el país recibe a sus visitantes. Sus palabras fueron las siguientes:

“Cuando Cristóbal Colón llegó a esta isla escribió en su diario que eran las tierras más bellas que sus ojos habían visto. También describió la forma amistosa como fue recibido por sus habitantes.

Cinco siglos después, nuestras tierras siguen siendo bellas y sus actuales pobladores continúan recibiendo a todos con alegría y hospitalidad.

En nuestra tradición precolombina los habitantes de estas tierras quemaban hojas secas de tabaco para, a través del humo, comunicarse con sus dioses para pedirles paz y prosperidad.

En este momento les pido que rescatemos esa tradición y fumemos nuestros cigarros dominicanos para crear una niebla de paz y enviar un mensaje de tolerancia, amor y amistad al mundo”.

Este artículo también está disponible en: Inglés, Francés, Alemán, Italiano, Ruso, Portugués